sábado, 29 de noviembre de 2008

Triste dulzura... triste aceptación...




Corazón de pocos que existen en este mundo... comienzas a llenarte de emciones, de tristes elucubraciones queno pueden ni deben tener sentido...

Amor de aquellos que nacen para personas invisibles o más bien seres poco visibles, para seres que existen pero no pueden ser vistos con los ojos del rostro, si no que se sienten como si fueran una parte del alma que se quedó débil en un lugar doloroso

Recuerdos de sueño que se siente latir dentro del alma como un jóven ave esperando crecer para aprender a volar... uno que es parte de un mundo de fantasías y magia que no puede ser parte de este cruel y distante lugar donde vivimos las personas...

Tsuki... tsuki... tú... ser de aquel lugar que no puedo ver... ser amado y distante... ser viviente y sentido... ser que eres parte de mí y no este mundo frío... ser de sueños de quien anhelo y suave abrazo... Tsuki.... solo mírame... envía a mi amado Kaze... ustedes amados de mi alma, no se alejen de mí.... onegai... que ya no me queda nada... solo ustedes.... sean parte de aquello que soy, llévenme al lugar de donde siento que pertenezco, aquel lugar que me llama, ese que quiero que sea mi hogar...

Tal vez, solo tengo que llegar ahí... dejar todo e ir allá...


Tonta elucubración, soñando con aquel mundo distante, amados invisibles que solo puedo llamar a gritos sin escuchar respuestas, más que una fuerte ilusión y un sentimiento de compañía.. que solo puede ser comprendido por mi corazón y que nadie entiende ni siente.... Dios... solo necesito salir de aquí...


Encierro eterno con cadenas de manos y pies, cadenas que obligan a permanecer en el lugar que no quise ser parte... que obligan a ver lo que hace caer lágrimas del atormentado corazón... ya no se puede soportar...

Sueño de una tonta idea...


Mi niña... niña dulce... mi niña tonta... no sigas pensando en lo que no puede ser... tus muñecas y tobillos están enrojecidos he hinchados... no luches más con las cadenas, ya no puedes soltarte... vive acá... ya nada puedes hacer.... Tu castillo está lejos mi dulce princesa... ya no puedes alcanzarlo... tu manto se quedó en el camino... y tu bella corona se enredó en un árbol.... tu vestido está gastado y roído... ya no es brillante y hermoso... ahora eres parte de aquí... tu misma quisiste quedarte... un día decidiste no volver, y ahora que te arrepientes nada puedes hacer.. no le heches la culpa a las demás personas... por que después de todo fue tu decisión...

Dulce niña compañera del viento.... triste Brisa... tu eres una parte de cada mundo... debes buscar tu lugar... no te preocupes... algún día los sueños se volverán realidad... y tu sonrisa volverá a ser sincera... por ahora procura seguir sonriendo... para que nadie vuelva a verte llorar... para que nadie vea tus ojos tristes.... por que... esos... solo son tuyos...de tu corazón junto con las lágrimas... que pronto harán que todo acabe...


Kazeai....

No hay comentarios: