miércoles, 30 de julio de 2014

Un día de ser el hoy quien soy



Sentir... en este dulce mundo oscuro...escuchar esas palabras llenas de azúcar... sentir cada palabra como si fuera una fantasía distante... como si la vida tuviera una oportunidad para mis sueños y mi corazón, como si ese yo escondido volviera a despertar... ya no quiero olvidar quien soy... no quiero escapar de estos sueños grises pero hermosos, solo quiero vivir en este mundo saboreando la dulce azúcar de mi vida... se que trato de huir con cada palabra y con los recuerdos de caminos distantes...
Se que olvido mis señas en rocas del camino, así como dejé aquellos pensamientos de personas que apreciaba de verdad... así como comencé a sentirme cada vez más lejos de todo... en esta torre auto impuesta, en este bello escondite de la verdad... es muy lindo, pero se que me falta... hay que enfrentar ese descuento de soledad... porque si no lo hago, ella vendrá a buscarme, acá donde aprendí a vivir sin ella...

Te escucho... despertar de sueños... te escucho lejano recordar de aquellos tiempos, créeme... no he desaparecido... solo... he comenzado a vivir más realmente... pero sigo aquí, adentro, muy adentro de un ser lleno de sonrisas... cada vez me olvido más de mi misma, ese yo que está aquí y que no sale... cada vez siento más necesidad de olvidar... Pero... es imposible sacarme de este lugar, sacarme a mi misma de ese mismo ser que soy, como hacerlo?.. para que hacerlo?... o más bien... quiero hacerlo?...

Los sonidos me hacen pensar... la música con esos tonos suaves y cariñosos, con esas sensaciones de paz y tristeza... la nostalgia me hace pensar... sentir... recordar.. no puedo olvidar quien soy... soy quien soy ahora, pero hay una parte de mi que no deja de ser quien era... esa parte que no ves, esa que no escuchas y que ahora lees... esa parte de mi alma que a veces le da por gritar y llamar al Viento... esa que busca un abrazo puro y suave... uno de una persona que entendiera esta parte de mi interior... uno que lo conociera y buscara... mi pecho... siente debilidad en su fuero... no hay personas, no... no debe ser una persona... personas si hay, pero en esto... solo puedo gritar al Viento... recordar quien fue y quien se sentía que era...

Mis pensamientos... dan saltos a mi alrededor... diciéndome que no se irán... que siempre estarán aquí saltando y rodeándome, apoyándome, sonriéndome, enojándome... y recorriendome... siento su presencia y tiemblo... siento las fuerzas de la vida en mi interior y me debilito... me asusta... me asusta saber que mi es mi, y yo soy yo... yo... y mi vida... mi alma y quien olvidé que era... yo y mis tristezas ocultas en mi vasija, que haré cuando alguien la rompa?, que haré cuando ya no pueda sonreír a diario, cuando la pena que estaba olvidada y borrada asome a mis ojos?... no, no...  no me hacen sentir distinta... solo yo misma... yo... y este trozo de mi, que nunca me dejará... yo... y esta persona de mi... no entiende esta parte de mi, no la conoce... pero... es difícil... como explicar lo que soy que no es de palabras si no de un sentir?... lo reconoces? al leerlo quizás si... es difícil, no es fácil de entender y menos de absorber desde un texto... uff... Viento... deberías ayudarme

Brisa

jueves, 22 de agosto de 2013

Un nuevo amanecer



Sensaciones... de una marea inexistente de recuerdos... mares de pensamientos que llenan mi mente... sensaciones encontradas olvidadas en algún rincón de mi pecho...todo junto, bien escondido...
características somnolientas de la última noche que estuve en ese lugar... no recuerdo bien las palabras que habían, ni los sonidos que se escuchaban, no recuerdo los abrazos helados... no recuerdo esa soledad tan agobiante y dolorosa... una... que me hace sentir vacía y sin nada... realmente... había olvidado como pueden hacerte sentir las personas que no les importa si te hacen daño...
Conocí un millar de personas que se acercaban a mí en búsqueda de algo mágico... les gustaban mis miradas, mis sonrisas, les gustaba la calidez que emanaba de mi pecho... recuerdo... que esas personas se acomodaban a mi lado, algunas me abrazaban, se acurrucaban en mi pecho... buscaban palabras para llenar espacios y siempre recordar esa sonrisa... pero... no me querían... con el dolor de mi alma... se que no me querían... esas personas sólo buscaban llenarse con la calidez que a duras penas logro reunir en mi pecho cada día... querían atrapar una de mi sonrisas, para dejarla ahí en un frasquito, sin un sentimiento de verdad... querían que mis ojos los miraran eternamente siempre con comprensión y paciencia... Pero.... esas personas... me hicieron mucha daño... aún ahora siento las punzadas de dolor que me dejaron, las sensaciones de soledad que me producían... todo lo que quería darles solo por verlos felices... recuerdo... escucharlos una y otra vez, apoyarlos, cuidarlos acurrucarlos... de alguna manera se sentía como si alguien estuviera ahí para apoyarme... porque en ese tiempo... nada ni nadie estaban de verdad conmigo... solo se mantenían cerca... pero no escuchaban, ni me animaban, ni me daban fuerzas... solo las tomaban...
Ahora... mucho después de esas personas... ahora que me logré liberar de esa dependencia dañina a gente que solo me usara... ahora que conozco realmente a alguien que está de verdad conmigo a pesar de todo... ahora... que he sentido realmente lo que es estar acompañada y tranquila... recién ahora... puedo darme cuenta del daño que me estaban haciendo, de cuanto me quitaron, de cuanto fui capaz de darles... y de lo nada que agradecieron... fue así... se fueron, dejándome vacía y casi siempre me dejaban sin fuerzas... se iban y me dejaban en blanco sin nada más que hacer o decir... solo vacía y con frialdad en el corazón, con una secreta esperanza de su regreso... de sus palabras amables... de su agradecimiento susurrado... eso nunca llegó... Pero... ahora ya no importa...
Ahora... la luz está conmigo de nuevo y siento esa oscura frialdad cada vez más lejos de mi... siento que poco a poco estoy recuperando la fuerza con la que una vez nací.... siento que poco a poco, estoy logrando volver a ser quien realmente soy y todo... gracias a ese ser tan preciado para mi que me apoya y da fuerzas... no necesitaba una persona perfecta, o un príncipe azul... solo lo necesitaba a él, que me diera fuerzas y me apoyara... el.... me ha dejado ser quien soy... y realmente... se lo agradezco demasiado...
Muchas gracias Mi Caballero


Kazeai

lunes, 31 de diciembre de 2012

Sin un titulo apropiado...


Sin un título apropiado
Bailar... girar, dar vueltas, hacer pasar el viento entre sus vestidos... cerrar los ojos y moverse cuando debe ser, encontrar el segundo perfecto, el movimiento exacto, todo en una perfección absoluta... pero... sin saber de antemano como debe ser... sin que nadie anticipara cuales sería ni la música ni los movimientos, aún así... se evaluaría su perfección...
Ese era su camino... ella... pequeña, suave, tierna... siempre buscando como, cuando, donde... pero nada la guiaba... todo lo que hacía estaba mal para esos seres que siempre habían estado con ella... bailaba tanto... buscaba cada segundo perfecto... pero.. nunca estaba bien... nunca para ellos...
La gente que pasaba alrededor quedaba maravillado de esos pasos, de las lindas vueltas y la magia que emanaba de cada uno de sus movimientos... le sonreían, la buscaban siempre para decirle que era hermoso... luego seguían su camino... pero... aquellos que siempre la habían visto... seguían viéndola con una mirada seria, buscando siempre algo que faltaba, algo que debía haber en algún lugar...
Poco a poco... la pequeña se quedaba sin energías, y los pasos que daba cada vez eran más pesados y dolorosos... cada uno de sus sentimientos... parecía ser más difícil cada vez y parecía faltarle el aire al bailar... aún así... aquellos endurecían sus críticas... le decían a la niña que no podía debilitarse, que debía ser fuerte, que fuera sería peor... y eso... ella sabía... que era verdad....
Por ello... esa pequeña se esforzaba, cada día más... ay mi niña, como buscaba, como intentaba, como deseaba lograr ser bella a sus ojos, como soñaba ver una sonrisa de orgullo en sus labios... pero nada pasaba...
Cada vez... que ellos se negaban, cada vez que la criticaban y luego la dejaban sola... nacía un deseo en ella de alejarse... a pesar de que los amaba a ellos... cada vez que los veía se sentía más vacía... ya no sabía que hacer... más aún si sabía que ellos solo querían ayudarla...
Un día... de vuelta y vuelta, de bailes y giros... uno de sus hermosos vestidos de baile se enganchó en uno de sus zapatos y ella calló... aquello que temía... aquello que rogaba nunca pasara, fue lo que la despertó... uno de sus tobillos quedó inútil... ya no más baile ni giros, ya no más sonrisas, ya no más sueños ni esperanzas... ya nada... solo ser y más ser... ser y ser eternamente, hasta que el mundo se acabara para ella...

Un sueño... solo encontrado en la orilla de mi cama, a punto de caer y volverse pedazos... le pregunté que hacía ahí... y me dijo que ya no soportaba vivir... uff... los sueños de los colores se lograron reconocer en ese mal de tinieblas y se vinieron a aquello que no es lo que parece, si no que más bien, un pedazo de la seña del mundo... deja que la vida me esconda en un rincón, en uno que no sea visto para nadie, escóndeme dentro de una pecera... de los sueños y la vida que puede ser en el cen..tro... de... la... vi... da


kAZEAI

lunes, 12 de noviembre de 2012

Remolino de palabras

un remolino de la sensación del color soñado se esconde en el sueño de la vida que decidí permitirme tener... buscar y buscar mil veces aquello lo suficientemente dulce y ácido para poder ser parte del mundo que quería encontrarme detrás de este aroma a flores...
si los sueños fueran solo eso, sueños... los corazones dejarian de latir cada vez que algo bello pasara... las mariposas dejarían de volar, y los grillos olvidarían como cantar... porque todo cuanto somos nace de un dulce sueño, que pudo haber nacido en cualquier lugar o mundo... pero que está ahí eternamente... algo que nadie recuerda de donde salió, pero que permite sentir la pureza de un deseo pleno...
Ahora... que ya nadie es como es, mi mundo se vuelve distinto... olvidé como tenía que moverme para ser yo misma... olvide los pasos, los deseos, las ilusiones, los mundos que siempre he querido vivir, pero que se destruyen así como se revienta una pompa de jabón.... las personas quieren que se rompa  y me confunden... ya no entiendo nada y me agota la frialdad... no les importa que duela... mientras pueda ayudarlos... no importa que sea doloroso, no importa que sea lejano para mi... que más da... mientras pueda darles aquello que necesitan, y mientras la sonrisa se mantenga... porque el corazón es el que realmente vale en este lugar....
Uff... el mundo gira, y no puedo detenerlo... siento que me dirijo aceleradamente a un lugar donde tendré que quedarme muuucho quieta, yo quiero vivir aquello que tanto sería parte de mi en algún momento... si las sensaciones fueran distintas que los corazones en el mundo donde aca no importa quien sea o desee.
Si... agotamiento mortal... luces de colores en mis ojos... suaves salares que nacen de los ojos... para hacer que el corazón de calme y deje de correr... o aprenda a defenderse del ataque que aquellos con solo cerebro, quiere hacerlo
ya... colores... señales... sensaciones... todo en un bowl... para que todo pueda ser el unico alimento de mi día.... y ya nada me obligara a quedarme...

Kazeai

lunes, 24 de septiembre de 2012

Escondida quizás...



Lo se... hay una extraña frialdad dentro de mi pecho....

La siento... me invade, consume poco a poco todo lo que hay en él... es como si a veces... tomara la iniciativa y olvidara que hay más sentimientos dentro de mi... no puedo hacer nada para que se vaya... siento que es una fuerza inmensa que pesa más y más dentro de mi...

Ahora mismo... esa frialdad hace que mis tristezas se vuelvan más tristes... que mis sueños se apaguen poco a poco y se vayan volviendo nada a medida que pasa el tiempo... es como si no valieran realmente, es como si no importara si llegan algún día a parecer cercanos a la realidad...
Pongo mis manos en el pecho... y trato de calentarlo... cierro los ojos y trato de descubrir cual es la causa... pero solo siento unas ganas inmensas de llorar y una soledad que me rodea... yo se... que en estos momentos... si abro los ojos... no habrá nadie ahí... nunca hay nadie... se... que las personas que pasan... no les importa como se siente esta tristeza dentro de mí...

Quiero abrazar mis piernas y esconderme en ellas... para olvidar todo cuanto soy y lo poco que puedo llegar a ser... no quiero que mi cabeza se vuelva a llenar de pensamientos de soledad, no quiero que mi mente le diga a mi corazón, una vez más, que en el futuro seguiré estando sola... no quiero sentir como mi corazón se congoja y vuelve a sentirse inútil y solo... no quiero que las sonrisas que he ido recogiendo y aprendiendo a usar durante tanto tiempo, vuelvan a desaparecer... porque son lo único que me queda... se que las personas nunca se quedarán... siempre lo he sabido, solo que tenía la esperanza de que fuera diferente... pero... pero... algo debe quedarme... para... seguir adelante... si no... como sobreviviré??

Solo me quedan pequeñas luces que vienen de lugares ocultos... luces que hacen que mi vida tenga algo de sentido, en este mar de oscuridad...

Es como si el universo entero se escondiera de mi... es como si mis sueños fueran vacíos... a tal punto me convencieron que era inútil... hasta tal punto me hicieron pensar que nada valía... que olvidé mis sueños... supuse que no eran importantes... pensé q lo único que importaba era ayudar a que otros alcanzaran los suyos... pero ahora... ya no recuerdo... cuales son mis ilusiones, mis deseos... mis sueños... no se que hacer, donde ir o quien ser... solo se que tengo miedo y tristeza... ya nadie se acerca a mí... estoy sola en este oscuro lugar... y ya no lo soporto... no soporto el frío que me rodea, no puedo ver nada... y no escucho ninguna voz... solo quisiera soñar con una calidez alguna vez... una suficientemente fuerte... para hacerme sentir... levemente acompañada...

Un beso para el que pase por aquí... si es que lo quiere, si es que lo desea... si no, no importa... pero de todas formas... gracias por leer... me haces sentir... menos sola...


Kazeai

lunes, 6 de agosto de 2012

La Soledad... una vez más





Hace bastante tiempo que no sentía la soledad tan patente como hoy...


Es como si algo frío estuviera dentro de mi, como si deseara consumirme poco a poco, quisiera hacer que mi existencia se volviera solo una sombra, para que nadie me viera y solo ella pudiera estar conmigo... ay Soledad... ¿porque es tan triste acompañarte?


Quisiera que la vida fuera más fácil, que las personas fueran más compasivas, cariñosas y sobretodo respetuosas por el que está más allá... ya nadie piensa más que en si mismo... este egoismo odioso y triste solo puede ser parte de algo más frío que la soledad verdad?... me duele ver tantos corazones frios, tantas personas que hacen daño una y otra vez, sin importarles nada... mientras ellos estén bien, nada importará... ay Soledad... a veces creo... que por un lado... es mejor estar contigo...
Me duele sentir este cariño... un querer que nace para las personas, nace, para sentirlo y vivirlo por otros... pero... siempre... pasa que aunque de mucho, aunque desee sobretodo que sean felices... termino dando demasiado, al punto de quedar semi vacía... eso está mal porque... esas personas siempre se olvidan de mi... ni si quieran notan la preocupación, el querer... solo siguen, más felices que antes puesto que se sienten más livianos... con ayuda...


Ay Soledad... que hago?... podría abandonarme simplemente a tí... entregarte todo cuanto soy y todo ese querer que quise entregar y que siempre me hizo daño... podría simplemente acabar con los sentimientos y hundirme dentro de ti... esperando con el alma que mi corazón no sienta el dolor que está guardado en el fondo...
Si tan solo las personas pudieran demostrarme que valen... si tan solo mi corazón se sintiera cálido por una vez, podría soñar con que las cosas pueden ser diferentes... volver a sentir que no es tan malo porque después será mejor...
Estas palabras, Soledad, querida amiga mía... suenan frías y distantes, sin guía, sin comprensión, sin fuerzas para salir adelante, sin un poquito de energía para regalar... pero amiga... ya no puedo, no tengo fuerzas... este sentimiento me invade y es demasiado oscuro para contenerlo...




Un día... una bella ave oscura, pequeña y solitaria, decidió salir a recorrer el mundo.. ella vivía en un nido... en un gran arbol, capaz de mantenerla protegida y cuidada, mientras se conformara con el alimento que en ese lugar encontrara... pero... ella sintió que la vida sin emoción, sin conocer personas, sin sentir... no era realmente vida...


La pequeña ave recorrió prados y bosques... lenta pero cuidadosamente.. siempre buscando una sensación que le hiciera notar la vida en su cuerpo... pero...


volaba y volaba, soñaba, hablaba con otras aves, con otros animales... pero nunca encontraba la fuerza para  desear vivir... muchas veces los animales le pedían ayuda... le susurraban palabras bellas, le regalaban comida y le acariciaban... era genial esa sensación... ella nunca había conocido lo que era sentir la compañía y el querer de otros... pero... todas las veces... después de la ayuda... esos animales se olvidaban de ella... se alejaban y buscaban nuevos seres con quienes compartir... porque esa ave solo servía para ayudar... no para acompañar... A veces... animales le rogaban que se quedara... y ella se quedó más de alguna vez... pero... esos seres... le pedían cosas una y otra vez, se acercaban y le hablaban... pero siempre había una intención detrás, no había preocupación, no había querer, no habia cariño... solo... interés..


La dulce ave siguió volando... poco a poco... la búsqueda se volvió en un escape... ya no buscaba seres que la acompañaran, ya no buscaba el cariño... ella huía... escapaba de esa sensación en su pecho... de ese miedo al regreso a la soledad, a no ser querida... a no encontrar nunca.... nunca!! lo que buscaba... y eso... realmente era doloroso... era demasiado para un cuerpito tan pequeño... si ese sentimiento la llenaba, ya no podría volar, ya no podría avanzar... así que huía, día y noche... de ese triste pensar...


Con el tiempo... comenzó a llegar el invierno... la dulce ave debía ocultarse... pero no sabía donde estaba, ni que debía hacer... con el tiempo... solo sabía vivir en la soledad... nada más podía encontrar en ese lugar...


Y allí se quedó esa pequeña... escondida tras una gran hoja... esperando y ahora, solo esperando... que su sueño se volviera realidad y que su temor se acabara... y allí aún te espera... siempre soñando con que tu... quien ni si quiera la conocer... aprendas... a quererla...




Kazeai


miércoles, 13 de junio de 2012

Una cuenca vacía solamente...



Siento que el alma se me escapa a pedacitos... por una razón las luces de los sueños se perdieron en alguna parte, y el mundo que hacía mantener firme y claro para poder saber que hacer, donde mirar, hacia donde caminar... de pronto se volvió una madeja de colores... ni si quiera se han movido las cosas, es como si mi vista se hubiera dañado... como si el cansancio hiciera que mis ojos ya no puedan ver claramente, como si mis piernas temblaran y no pudiera afirmarme por que mis brazos ya no tienen fuerzas...
Deseo descansar... acostarme en un lugar seco y tranquilo, alejada de todo y así escondida en el silencio... sintiendo frío por la soledad... pensando en mundos muy lejanos.. soñando con personas mágicas, soñando con el cariño y la calidez... simplemente quedarme ahí... quedarme... esperando que las lágrimas se dignen a volver... se escaparon hace tiempo... y no se, no se realmente donde fueron...
Que pasa? porque la oscuridad me habla pero me teme? es como si estuviera con un disfraz, una máscara que no me permite ni ver, ni ser vista... es como si las personas que temo, no pudieran encontrarme, pero así tampoco me encuentran la alegría, la tranquilidad, la paz... soy una cuenca vacía... una extraña cáscara de algo que un día fue un poco mágico... las sonrisas son ecos... mis miradas ya no tienen sentido... los sentidos... no puedo reconocerlos... es como si mi alma estuviera en lugares muy lejanos, y a penas sintiera mi cuerpo...
Quiero vida... vida!!! gritar... saltar... reir... pensar... llorar... ser, por un momento volver a ser... ahora no soy nada... este amago de vida no puedo ser yo... no puedo dejar que pase a ser simplemente un compartimiento esperando algo que deba llenarlo, para así cumplir su misión...
Estoy cansada... siempre quieren que entienda... siempre quieren que escuche... siempre quieren que sea... que busque... que hable.. que diga las palabras adecuadas, que sonría a momentos, que anime a momentos... que sea lo suficientemente alegre para acompañar, pero lo suficientemente sumisa para saber escuchar, lo suficientemente seria para poner atención y lo suficientemente bromista para hacerlos sonreir... existe el grado perfecto? alguien lo conoce? saben que hay que hacer? yo no lo puedo encontrar... y sinceramente no quiero encontrarlo... quiero ser yo misma! quiero reir lo que quiero y no lo necesario, llorar sin razón, gritar en silencios, no escuchar a nadie y encerrarme en mundos vacíos... quiero abrazos de personas que no conozco, abrazos sorpresa, de personas que me escuchan pero yo no sabía q lo hacían... quiero personas que me abracen y se queden por que me vieron y les agradé, no por que "los conquisté" con mi manera de escuchar, con esas palabras exactas, con esas miradas cálidas... ellos, los que conquisté... solo querrán cosas de mi... ninguno me querrá como soy... las personas se acostumbran y después... ya nada se puede hacer...
Me dejas correr?? Kaze... por favor ven a abrazarme... rodéame... quiéreme... quédate conmigo por más tiempo del habitual... por favor Kaze... te necesito... no me dejes sola ahora... tu eres el único... solo tu puedes estar... Kaze... acurrucame... te prometo que me esconderé apenas salga el sol... te prometo que volveré a ser quien debo ser... pero esta vez Kaze.... quédate conmigo... te extraño... no sabes cuanto... es demasiado... Kaze...




Kazeai